El burrito sabio

El vuelo final

Laura Delia Quintero García

Una tórtola campera
cuando vino a la ciudad,
buscaba sus morusitas
para el hambre mitigar.

Frente a un centro de hamburguesas,
calle y estacionamiento,
la tortolita contenta
encontrose su alimento.

A comer ella inició
unas miguitas de pan,
mas nunca intuyó el peligro
que amenazaba el lugar.

Un monstruo de cuatro ruedas
se acercaba sin saber, 
que bajo de sus gruñidos
dos alas no pudo ver.

La tortolita batió
por vez última sus alas,
después su vuelo emprendió
hacia el confín del jamás.

Seamos pues precavidos;
cuidemos la integridad
y no por buscar la vida, 
vayamos muerte a encontrar. 

La Vaquita y el Señor Conejo

Laura Delia Quintero García

Por su color negro y blanco
la llamamos la Vaquita,
una gata rechonchita
nacida por los tejados.

Madre de cuatro bebitos
cuida de ellos sin descanso;
mientras el padre de tantos
se pasea fresquecito.

Él es el Señor Conejo,
gato de blanco esplendor,
tiene por cola una borlón
y sus reinos son los techos.

La Vaquita y don Conejo
tuvieron sin cola críos
comelones y traviesos;
orgullo de ambos felinos.

Como la camada es grande
y pronto habrán abundado;	
los dos prolíferos padres
fueron esterilizados.

Muchas gracias a las dos niñas lectoras y al niño lector que ayudaron al Burrito sabio a contar sus historias.
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: