Casa, cueva o guarida


Rosa Vilà Font



Confortable y amorosa 
tiene su cueva la osa.
Ricitos de Oro llegó,
y enfadosa como era, 
en la casa se quedó.

En la guarida del lobo 
se refugian los lobeznos, 
mamá loba los acuna 
y los embadurna de besos.

Y el caracol que carga la casa,
que audacia, que valentía, 
como camina la tortuga, 
con su caparazón todo el día.

Está la casa del cangrejo, 
concha, caracol o caracola de mar
ese cangrejo ermitaño,
personaje muy singular,
en su humilde morada
no se le puede molestar. 
. 
Bajo tierra o en un árbol, 
tu casa es el lugar 
donde te esperan los tuyos,
y te puedes resguardar.

Mira los osos en el Parque Nacional Katmai en Alaska

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: